viernes, 1 de abril de 2011

EN CUANTO A ADICCIONES AL AMOR, EN EL ASPECTO DE "MAL ENTENDIDO"

LA ADICCIÓN AL ROMANCE es la propensión enfermiza a seducir o mantener romances ocasionales con distintas personas. Puede ser vivido sólo de forma fantasiosa ( en la imaginación, forjándose sus propias novelas amorosas), o en realidad, seduciendo efectivamente a algunas personas, para luego dejarlas y embarcarse en nuevas aventuras.


LA ADICCIÓN AL AMOR es igual que otra compulsión, excepto que tiene que ver con las relaciones. Debido a la ‘parte amorosa de la adicción, la gente a menudo no entiende la gravedad del peligro de la situación. La adicción al amor no es materia risible para la persona adicta o para su compañero/a.

Una persona que esté excesivamente apegada a otra, muy probablemente trajo esos hábitos de relaciones pasadas. Las condiciones en esas relaciones pasadas dejaron a la persona sintiéndose inadecuada o abusada mentalmente y/o físicamente. Las relaciones románticas no son el único tipo que causa que se desarrollen esos hábitos; pueden también provenir de cualquiera de las condiciones siguientes: Falta de cuidados o atención durante la niñez, aislamiento o separación de la familia, dolor oculto, abandono temprano, necesidades tempranas no reconocidas, miedo al rechazo, dolor, y falta de amor o esperanza.

Un adicto al amor tiene un miedo al cambio. Ellos se apegan a otra persona a fin de obtener la identidad de esa persona para sí mismos.

Al tener una muy baja autoestima y falta de identidad propia, la persona escoge un compañero o amigo en quien les gustaría llegar a convertirse.

Los crímenes pasionales, asesinatos, suicidios, y acosos, florecen de esas relaciones.
Los homosexuales tambien tiene este problema, ya que es más fácil tomar la identidad de alguien del mismo sexo.
Un adicto al amor también tiene la necesidad de controlar la relación. Utilizarán el sexo para hacer su voluntad o a cambio de amor.  Él o ella confunden el sexo con el amor. Cuando una persona trata de romper con un adicto al amor, la situación se vuelve muy intensa y puede resultar en el acoso. El rompimiento le añade una carga al sistema emocional ya sobrecargado del adicto.
El adicto al amor no tiene miedo a ser tan descabellado en sus acciones como sea posible.

Adicción al Amor - Las Características

Las siguientes son algunas de las características obvias de esta adicción.
mplaza inmediatamente a las relaciones que terminan
Los adictos tienden a suprimir el desarrollo propio porque sólo sienten la necesidad de obtener lo que su compañero ha obtenido. Esperanzas irreales y sueños tienden a desbaratar sus relaciones rápidamente, y debido a este patrón de desilusión, el miedo y la dependencia son emociones persistentes. Tan pronto como sea posible, después de un rompimiento, el adicto encontrará a otro compañero para evitar la auto-dependencia; o pueden obsesionarse con los restos de una relación rota hasta el punto de acosar a la persona que se fue. En lugar de honestidad e integridad propia, el adicto es destructivo en una relación amorosa.

GRUPO DE AUTO APOYO EN INTERNET
http://es.groups.yahoo.com/group/grupoalfil/
Entiéndase por adicción a  "vínculos trágicos" o "relaciones funestas", me refiero a la enfermiza inclinación a unirse y convivir con personas que resultan dañosas o destructivas, y el ir pasando de una "pareja" a otra, escapando siempre de la soledad y del abandono.

Los desbalances psicológicos y los problemas de la niñez que son aumentados hasta un punto de auto-destrucción necesitan de la ayuda profesional. Es necesario liberar al adicto para que ame en una relación saludable.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo tambien experimente lo que es perder el alma, lo que es perder el amor por uno mismo, lo que es ya no diferenciar en el campo del sexo, el bien y el mal. Lo que es tener sexo por sexo, y a pesar de que le deja a uno vacio, seguir teniéndolo, por seguir llenando ese vacio, y más bien uno cae en un abismo,,, que para mala suerte… varios le dicen que eso es normal.
Yo experimente lo que es “ganar el mundo”. Se lo que es tener dinero, lo que es tener fama, lo que es tener sexo con los mejores hombres que uno pueda imaginar, ya que para mi suerte, como yo mismo presumía. Tener sexo es fácil. Los hombres, me seguían.
Pero eso no te llena en nada, a la final vas cayendo y cayendo en algo que no te hace feliz.
Y aunque no soy religioso, pero creo que hay un poder superior que es amor. Yo mismo sentía que mi relación con él se cortaba cada vez que venia de una de mis andanzas, no solo con uno, sino hasta orgias.

Anónimo dijo...

El amor de pareja no existe. Es una idea que me ha costado digerir pero, después de muchos años, la he comprendido, abrazado y adoptado como mía. Desde que somos pequeños nos enseñan a pensar que ese conjunto de desequilibrios fisiológicos que experimentamos cerca de aquellos que nos atraen, física o intelectualmente, se llama amor y que es capaz de mover montañas; que es necesario para poder tener una relación de pareja exitosa; que si nunca hemos amado, entonces, no hemos vivido; que los besos sin amor saben a desgano; que el mejor sexo, es el sexo con amor; en fin, una retahíla de quimeras que no trae nada positivo consigo.

En nombre del amor se atropella, engaña y decepciona, incluso se asesina; se han escrito tantas canciones de amor, como estrellas hay en el universo; tantos libros como gotas de agua en el mar; tantos poemas, refranes, tratados, teorías, tanto de esto, de aquello, tanto de todo que la gente termina perdiendo hasta la última gota de sentido común. El desequilibrio emocional, la pérdida de control, un constante estado de letargo y una torpeza extraordinaria, son los síntomas que invaden a todas las víctimas de esta atroz invención humana